Debo repetir Toledo por Laura Anchico

Laura Anchico nuestra invitada de lujo que visito Toledo y nos contó su experiencia.

 

Debo repetir Toledo

Escrito por Laura Anchico 🙂

 

Laura Anchico nuestra invitada de lujo que visitó Toledo y nos contó su experiencia.

 

Debo confesar que cuando Jairo de Viajes Palgar me invitó a conocer Toledo tuve que
buscar en Google un poco sobre el lugar, porque aunque sabía que quedaba en España,
nunca me había detenido a leer sobre esta ciudad, pero bastó con ver un par de fotos
para saber que quería ir. Por ejemplo, aprendí que fue declarada Conjunto Histórico
Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986 y la llamaban la ciudad de las tres
culturas, porque convivieron de manera simultánea musulmanes, judíos y cristianos.
Este viaje tenía un componente diferente a los viajes que acostumbro hacer: era una
excursión y a mi no me gustan mucho. Sin embargo, acepté la invitación y salí de Madrid
con la mejor actitud.
La cita era a las 8:45 am en una estación del Metro. Allí me encontraría con mis
compañeros de viaje y aunque que le pedí al universo que hubiera personas jóvenes, me
pasó todo lo contrario, era prácticamente una excursión de la tercera edad. Pero como lo
primero que debe empacar un viajero en su maleta es la buena actitud, saqué la mía y
me dispuse a disfrutar mi regalo.
El trayecto en “coche” desde Madrid hasta Toledo tarda 1 hora aproximadamente.
Aunque yo tenía la firme intención de disfrutar el paisaje, me quedé dormida a los 10
minutos y al regreso me pasó lo mismo, así que no puedo decirles si es lindo o no el
recorrido 🙂
Estábamos llegando a nuestro destino e hicimos una parada obligada en el Mirador del
Valle que es uno de los lugares más visitados por los viajeros, porque desde ahí se
pueden tomar fotos con una de las vistas más populares de Toledo con la ciudad en el
fondo y el río Tajo en medio. Este mirador tiene varios puntos en los que puedes
estacionar el carro y justo nuestro bus eligió uno en el que la vista no es tan chévere,
peroooo como en una excursión no puedes detenerte donde quieres casi nunca, aquí les
dejo mis mejores fotos de Toledo desde este ángulo.

 

Una vez llegamos, iniciamos nuestra caminata por los callejones de la ciudad.

 

Esta es una de las cosas que más me gusta de Europa, las callecitas de sus ciudades, caminar y
perderse entre ellas. Aunque cuando vas en un tour, la posibilidad de perderse
caminando es casi nula, así que en Toledo esto no pasó… no me detuve mientras
caminaba, porque el guía tenía prisa y era normal, pues debía mantener unidas las 11
personas del grupo. Pero nuestra caminata por la ciudad fue maravillosa, cada calle y
cada puerta eran fotografiables.
La catedral, muchos siglos de historia en un mismo lugar.
Nuestra primera y más extensa parada durante el tour fue la visita a la Catedral de
Toledo o Catedral Primada y aunque no practico activamente ninguna religión, este es
uno de los lugares principales de la ciudad. Así que aquí les dejo algunos datos curiosos:
– Fue construida a finales de la Edad Media y su estilo es gótico.
– Es la segunda construcción católica más importante del mundo, después
de la Basílica de San Pedro en Roma.
– Siempre ha sido un templo, pero sufrió varios cambios a lo largo de su
historia: inicialmente se construyó un templo en honor a El Salvador y
Santa María, después en el año 587 el rey Recaredo construyó una
basílica visigoda en honor a Santa María, pero con la invasión de los
árabes, se convirtió en una mezquita durante 300 años. En 1086 volvió a
consagrarse al cristianismo y dos años más tarde la nombraron Catedral
Primada del Reino de España. En 1227 iniciaron la construcción de la
actual fábrica gótica. Por eso es normal ver diferentes estilos
arquitectónicos durante el recorrido, aunque predomina el gótico.
– La Custodia es una joya única, es una gran obra de orfebrería. Dicen que
su valor es incalculable, no solo por los materiales con los que fue
construida, sino por el valor histórico que tiene. Solo sale de la Catedral
una vez al año para la fiesta del Corpus Christi.

 

 

Mi primera visita a una sinagoga.

La de Santa María la Blanca es la sinagoga más antigua que queda en pie en toda
Europa y fue construida en el Reinado de Castilla por arquitectos judíos e islámicos. Todo
un símbolo de la cooperación que existió entre las diferentes culturas que poblaron la
Península Ibérica. Fue construida por los musulmanes para los judíos.
Yo me declaro una ignorante de la cultura judía, pero después de mi visita por Toledo
conocí un par de detalles que me generaron mucha curiosidad y el deseo de conocer
más. Este es un lugar con mucha mística y una energía súper bonita. Además es una
construcción sencilla, pero hermosa y con muchos detalles que vale la pena visitar.
Curiosamente fue uno de mis lugares favoritos en mi corto paso por Toledo.

 

 

 

Arte, cultura y cine.

Toledo fue la cuna de varios literatos del Siglo de Oro. algunos nacieron o vivieron aquí y
otros simplemente ambientaron sus obras en esta ciudad. Fernando de Rojas con La
Celestina y Cervantes con El Quijote. Especialmente este último es un ícono de la ciudad,
es común ver diferentes tiendas con souvenirs del ingenioso Hidalgo dado que el autor
dedicó un capítulo completo a Toledo y a lo largo de la historia, muchas de sus aventuras
suceden allí. Sobre este tema no pudimos conocer nada, pero claramente dedicaré un
poco más de tiempo cuando regrese porque me parece interesante contrastar lo que dice
el libro con la ciudad.
Además de conocidas novelas, en el siglo XX varios directores de cine eligieron Toledo
como escenario de películas galardonadas internacionalmente como Carlos V, Lazarillo
de Tormes, La novena puerta, Isabel y La piel que habito.

 

Toledo fue la cuna de varios literatos del Siglo de Oro.

 

Comida típica toledana.

Infortunadamente nuestra visita por esta linda ciudad solo duró 4 horas que claramente
fueron insuficientes para conocer más. Por eso, después de visitar la Catedral y la
Sinagoga fuimos a almorzar y yo pedí carcamusa que es un plato típico del lugar y
básicamente es un guiso de carne de cerdo y verduras de temporada, nada mal!!!. De
acuerdo con lo que leí, el nombre del plato se debe a que los clientes habituales del Bar
Ludeña (un lugar icónico en Toledo), eran personas mayores conocidos como “carcas” y
mujeres jóvenes, consideradas como “musas”. En honor a sus clientes se quedó con el
nombre “Carca-musas”. No sé si sea verdad o no, pero me pareció curiosoa la historia.
Así terminó mi corto paso por esta ciudad.

Les comparto las 5 cosas que más me
gustaron de Toledo y el tour:

– La Sinagoga de Santa María la Blanca.
– La vista de Toledo desde el Mirador del Valle.
– Haber tenido la posibilidad de compartir esta experiencia con personas mayores.
Esta fue tal vez una de las mejores cosas.
– Caminar por los callejones de la ciudad.
– La riqueza histórica de esta ciudad en la que vivieron 3 culturas de forma
simultánea. Este es un gran ejemplo de cooperación y convivencia.

 

Solicitud de Información
Debo repetir Toledo por Laura Anchico